Páginas vistas en total

miércoles, 7 de junio de 2017

LOS PARQUE MARINOS AYUDAN A MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO




De acuerdo con la conclusión de un estudio elaborado por un equipo de científicos de todo el mundo, en la que participó el IRD, los parques marinos pueden ayudar a mitigar los impactos del cambio climático. Los científicos afirman que los parques (áreas marinas altamente protegidas) pueden ayudar a los ecosistemas marinos y a las personas a adaptarse a cinco impactos clave del cambio climático: la acidificación de los océanos, la elevación del nivel del mar, tormentas de mayor intensidad, cambios en la distribución de las especies, y una menor productividad y disponibilidad del oxígeno. Además, según hallazgos del estudio, los parques pueden promover la absorción y el almacenamiento a largo plazo del carbono proveniente de emisiones de gases de efecto invernadero, sobre todo en los humedales costeros, lo que ayuda a reducir la velocidad del cambio climático.

En el estudio, dado a conocer en la publicación semanal de la Academia Nacional de Ciencias de los EE. UU., Proceedings of the National Academy of Sciences , se evaluaron estudios existentes revisados por colegas sobre el impacto de los parques marinos en todo el mundo. En la actualidad, se protege apenas el 3,5 % del océano, y solo el 1,6 % está plenamente protegido contra la explotación. Grupos internacionales trabajan para que en el año 2020 las aguas protegidas asciendan al 10 %, mientras delegados en el congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza celebrado en 2016 acordaron que hacia el año 2030 por lo menos el 30 % del océano debe estar protegido.

Los científicos afirman que los parques marinos y las áreas marinas protegidas (AMP):
  • Protegen las costas contra la elevación del nivel del mar, las tormentas y otros eventos climáticos extremos
  • Ayudan contrarrestar la disminución inducida por el cambio climático en la productividad del océano y de las pesquerías
  • Brindan refugio a las especies a medida que estas adaptan sus alcances a las condiciones cambiantes
  • Pueden ayudar a combatir la acidificación
El autor principal, Profesor Callum Roberts del Departamento de Medioambiente de la Universidad de York, afirmó: "Diversos estudios muestran que los parques marinos bien administrados pueden proteger la vida silvestre y sostener las pesquerías productivas, pero queríamos explorar esta sintésis de estudios de investigación a través de la lente del cambio climático para ver si estos beneficios podían ayudar a mejorar la situación o a desacelerar su impacto. Enseguida estuvo claro que pueden proporcionarle al ecosistema marino y a las personas beneficios fundamentales de resiliencia frente a la rapidez del cambio climático".

En investigaciones publicadas anteriormente, se reveló que las reservas marinas altamente protegidas pueden promover la rápida recuperación de las especies explotadas y de los hábitats degradados, a la vez que resguardan los ecosistemas intactos.

Estos beneficios son mayores en las reservas grandes, bien administradas y establecidas hace más tiempo que tienen protección completa contra determinadas actividades, como la pesca y la extracción de minerales y petróleo. Un cierto aislamiento de las actividades humanas dañinas contribuye con mayores beneficios para la conservación. Es probable que la capacidad que tengan estas áreas protegidas para ofrecer resiliencia al cambio climatico esté ligada a dichos atributos.

Según la investigación, proteger un área más extendida del océano también mejorará la perspectiva de recuperación medioambiental una vez controladas las emisiones de gases de efecto invernadero y fortalece el argumento de las Naciones Unidas respecto a incrementar la cobertura de áreas marinas protegidas de un 10 % a un 30 % , lo cual requerirá de áreas mas grandes y áreas protegidas más allá de la jurisdicción nacional.

Beth O’Leary, coautora del estudio e investigadora de la Universidad de York, agregó: "Éramos plenamente conscientes de que las reservas marinas incrementaban la abundancia de especies y ayudaban a atenuar la escasez de alimentos, pero nuestra investigación reveló que estas áreas son una estrategia de adaptación de baja tecnología y costo-efectiva que arrojaría numerosos beneficios colaterales, tanto en la escala local como global, lo que mejoraría la perspectiva del medioambiente y de las personas en el futuro".

Matt Rand, director del proyecto Legado para los Océanos de Pew Bertarelli, que respaldó parte de la investigación, comentó: "Quienes toman las decisiones deben considerar este estudio como prueba de que crear reservas marinas bien administradas puede brindar un sinfín de beneficios. Las reservas marinas son reservas climáticas".

FUENTE: Alpha Galileo, 7 / junio / 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario