Páginas vistas en total

domingo, 15 de octubre de 2017

LA MISTERIOSA REAPARICIÓN DE UN AGUJERO GIGANTE LA ANTÁRTIDA


Foto: Situación geográfica del agujero. (NASA)


Es la primera vez desde los años setenta que los científicos ven este espacio abierto de agua rodeado de hielo marino que abarca casi 80.000 kilómetros cuadrados

El pasado mes de septiembre, un satélite de la NASA detectó algo inusual en la Antártida. Un orificio de unos 257 kilómetros de ancho ha aparecido en medio del corazón del continente. Su superficie es del tamaño casi como Castilla-La Mancha (unos 77.700 km2) y es conocida como polinia, la más grande observada en el mar de Weddel desde los años 70.

Según indica el físico Kent Moore, este agujero no solo es inmenso, sino también inusual en su ubicación. Normalmente aparecería en las zonas más cálidas de la Antártida costera, donde es más probable que se produzca el deshielo. En esta ocasión lo ha hecho en su interior y por eso no hay una explicación exacta sobre su origen.

Polinias

Así se llaman a los espacios abiertos que contienen agua y están rodeados por gruesas capas de hielo. Este término se utiliza para designar a las zonas marítimas de los polos que no llegan a helarse a lo largo de todo el año. Se suelen formar porque simplemente hace demasiado calor parar crearse una capa de hielo o bien porque el viento catabático (el que cae en el seno de una atmósfera estable, sea cual sea la causa que lo hace partir de un nivel más elevado y sopla a más de 100 km/h) o porque las corrientes oceánicas alejan el hielo de la costa afinando la capa de hielo y creando un agujero. Es un proceso natural al que los científicos están acostumbrados.


Se trata del segundo año consecutivo en que se forma ese agujero en el invierno antártico, pero el del año pasado no fue tan grande. No se tenían indicios de que se estuviese formando de nuevo. Apareció por primera ven en 1974, pero dos años más tarde, aquella apertura se cerró, aparentemente, para siempre. El año pasado el satélite de la NASA hizo un primer avistamiento en más de 40 años y desde entonces ha crecido considerablemente.

Todavía es cinco veces más pequeña que cuando surgió por primera vez hace 42 años, pero su reaparición es un misterio para los científicos. Moore señaló a 'National Geographic' que se ha detectado esa área de aguas abiertas durante más de un mes: "Es simplemente notable que esta polinia desapareciera durante más de 40 años y haya vuelto de nuevo".

¿Cambio climático?

Si preguntáramos a Trump sobre el tema, se echaría a reír y afirmaría que el cambio climático no existe. Lo más lógico sería echarle la culpa al aumento de la temperatura del planeta, pero no hay que apresurarse. Estos boquetes aparecen por causas naturales y puede haber surgido simplemente por la erosión del viento sobre una zona de la capa de hielo más débil.

Independientemente de eso, tiene implicaciones para los cuerpos naturales circundantes. Una vez el hielo marino se derrite se genera un enorme contraste de temperatura entre el océano y la atmósfera. El agua más densa y fría se hunde en el fondo del océano, mientras que el agua más caliente sale a la superficie.

Según informa 'Europa Press', como parte del proyecto SOCCOM, flotadores de perfiles robotizados capaces de operar bajo el hielo marino han sido desplegados en la región durante los últimos años. El mes pasado, uno de estos emergió dentro de la polinia de este mar, y ha logrado establecer contacto con los investigadores y proporcionando datos únicos sobre su existencia.
Con estas nuevas mediciones oceánicas, junto a las observaciones desde el espacio y los modelos climáticos, surge la posibilidad de que la incertidumbre de estos fenómenos y sus impactos sobre el clima puedan ser revelados.

FUENTE: El Confidencial , 15 / 10 / 2017






ALERTAN A AMÉRICA LATINA POR LAS CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO




El programa EUROCLIMA+ de cooperación con América Latina y el Caribe, alertó hoy de las urgencias de esta región con el cambio climático, al cierre de una reunión de tres días en Santiago  de Chile.
Los países latinoamericanos deberán atraer capital privado y aumentar la inversión pública para bajar la emisión de carbono y solidificar su infraestructura resiliente, afirmó Horst Pilger, Jefe de Cooperación Regional de la Comisión Europea.

Pilger, portavoz de EUROCLIMA+ recordó que el Foro Económico Mundial señaló que para el año 2020 las necesidades de inversión anuales en infraestructura verde para adaptación al clima y mitigación de cambio climático, serán de unos 5,7 billones de dólares.
‘De esta cantidad, más del 80 por ciento deberá enfocarse en el mundo en desarrollo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y las finanzas públicas serán insuficientes para cumplir con este nivel de gasto’, advirtió.
Para América Latina, el sentido de urgencia cobra todavía más relevancia, pues se trata de una de las regiones más golpeadas por los efectos del cambio climático, como se ha visto en recientes casos de eventos extremos, remarcó.
Por su lado, el ministro de Medio Ambiente de Chile, Marcelo Mena, destacó que en su país se ha avanzando en esta dirección con la apuesta de involucrar a los privados y la banca.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), comentó que el financiamiento climático de América Latina entre 2013 y 2016, de aproximadamente 20 mil millones de dólares anuales, alcanzó su punto más bajo en 2016.

FUENTE: El país, 15 / 10 / 2017

AL CAMBIO CLIMÁTICO LO ESTAMOS ALIMENTANDO CON NUESTRA ACTIVIDAD DIARIA



"Hoy en día hay un reconocimiento social al movimiento ecologista que va aumentando a medida que también lo van haciendo los problemas medioambientales del día a día en España y en el mundo". Así lo pone de manifiesto Floren Enríquez (Torrelavega, 1955), maestro e integrante de Ecologistas en Acción, que dispone de una amplia trayectoria en la lucha activa en defensa del medio ambiente.
Cuenta en una entrevista a eldiario.es que comenzó su acercamiento al ecologismo hace más de treinta años, en las movilizaciones de las dunas de Oyambre, origen de este movimiento en Cantabria, que "ha evolucionado mucho a nivel organizativo y de sociedad". 


"Antes apenas había una demanda o una preocupación social y ahora eso se ha extendido en diferentes grados", explica. Destaca que hoy en día hay diversas organizaciones de esta índole, "desde las que se dedican a realizar actividades en defensa del medio ambiente hasta las más reivindicativas, como Ecologistas en Acción, con una pretensión de defensa más activa o más reivindicativa". 
Enríquez, que ofrecerá una  ponencia el próximo 18 de octubre dentro del ciclo 'Militancias', asegura que "es difícil escoger la principal preocupación" a la que tiene que hacer frente la lucha ecologista. No obstante, pone el foco en el cambio climático, una problemática "patrimonio de todo el mundo".
"A veces lo vemos como algo muy lejano, pero lo tenemos aquí a nuestro lado y notamos sus consecuencias", expone Enríquez, al tiempo que recalca que "constantemente lo estamos alimentando con nuestra actividad diaria". Señala al transporte y a la energía como asuntos muy ligados a este problema a los que "no les damos la suficiente importancia". 
"Oímos que se reúnen convenciones de científicos en todo el mundo, que hay planes y estrategias para frenar el cambio climático y para mitigarlo, pero realmente, en el día a día, da la sensación de que no las percibimos", subraya.
Por otro lado, hace hincapié en la contaminación a causa de los residuos. "Cada vez generamos más y los niveles de recuperación son muy bajos, se están agotando los vertederos y una parte importante de esos desechos se dejan libres y se lanzan a la atmósfera, a la tierra o al agua sin ningún control", lamenta.  
En el caso de Cantabria, recuerda los casos recientes en los que se ha visto afectada por la contaminación del agua. "A estas alturas los sistemas de depuración deberían llegar a todas las esquinas de la comunidad y eso no está sucediendo", denuncia Enríquez.
Como aspecto positivo señala que "cada vez más personas y más colectivos son conscientes de que están pasando cosas que se deben a una acción cuyas consecuencias no se piensan". Así pues, actualmente según resalta este activista, "se reclama un mayor apoyo, defensa y colaboración con los grupos ecologistas a nivel estatal y de Cantabria en particular".
"Mucha gente se nos acerca, nos felicita, nos pide ayuda, mucha más que hace años, lo que denota que hay una sensibilidad que antes no existía", subraya este ecologista licenciado en Magisterio. Sin embargo, lamenta que cuando nos enfrentamos a problemas "más grandes", nos encontramos una Administración pública "muy lenta y que no cumple sus funciones de cara a la sociedad y a los problemas ambientales como creemos que debe de cumplir".
La sensibilización social es un aspecto fundamental para que las reivindicaciones de los colectivos ecologistas se hagan efectivas y se les dé la importancia que requieren. Para ello, existen diferentes mecanismos. Están los que realizan los propios grupos que acumulan su experiencia y sus medios para actuar y llegar a la gente, y los de la propia Administración que busca colaboración con los planes Provoca.
"Hoy en día cantidad de gente está participando en ellos", relata Enríquez, el problema es que "la propia Administración convoca esas acciones de voluntariado pero son los responsables de muchos problemas ambientales que se están produciendo en Cantabria".
Pone de manifiesto que "no controlan como deberían hacerlo", por ejemplo, las emisiones de cantidad de actividades que se llevan a cabo y que contaminan el suelo, el agua y el aire. "Hay muchos mecanismos pero no todos van en el mismo sentido y muchos son contrapuestos", sostiene. "La Administración abre un campo interesante para quien desee colaborar y participar en la mejora del medio ambiente y, sin embargo, son ellos los que están llevando a cabo acciones en su contra", sentencia. 
Por otro lado, Enríquez afirma que es difícil comparar cómo de activo es el movimiento ecologista en Cantabria respecto al resto de España. Sin embargo, asegura que para el conjunto de la población de la comunidad, unos 600.000 habitantes, "el porcentaje de personas organizadas, con actividad y con interés, es proporcionalmente mayor que en otras zonas más pobladas".
"No sé si es por la proximidad o por la cercanía que se genera en una comunidad como Cantabria donde hay mucha variedad de núcleos que están muy próximos unos a otros", argumenta, lo que permite "un nivel de comunicación que en grandes urbes, quizá por la propia estructura, dificulta la comunicación", apostilla.
Asimismo, pone el foco en la responsabilidad que tienen las empresas con el cuidado del medio ambiente. "Si ellas mismas se autorregulasen habría muchos menos problemas, pero eso no está sucediendo", lamenta. Para que regulen sus actividades en este sentido, "tienen que llegar una serie de denuncias, controles o amenazas de sanción", atestigua este activista.

"La responsabilidad es de Solvay" 

Cuestionado por la situación que vive la planta de Solvay en Torrelavega, después de que el Gobierno le denegara una moratoria para seguir produciendo cloro con la técnica del mercurio, asegura que "la única responsabilidad es de la propia factoría por no haber previsto y no haber tenido como objetivo renovar su sistema de producción con tecnologías más adecuadas".
 
"Si quiere tirar para adelante tendrá que solicitarlo como cualquier otra empresa y tendrá que construir esa nueva factoría con el concurso de la empresa portuguesa", ratifica. "Los lamentos, las denuncias e incluso la connivencia que ha habido por parte de la Consejería de Medio Ambiente, que un primer momento le dio la autorización para seguir utilizando mercurio, fue un error que denota la baja calidad ambiental que existe en las Administraciones y en algunas empresas", asevera.
"Solvay tiene capacidad para absorber todos los puestos de trabajo porque tiene una gran cantidad de personal pendiente de prejubilación y jubilación, es decir, no crearía problemas de despidos", explica. 
Finalmente, Enríquez destaca que "no tenía mucho sentido forzar la ley porque iba a caer por su propio peso" y relata que dentro de la propia empresa "hay secciones sindicales que estaban en contra de la moratoria". "Hay que trabajar con años vistas, generalmente las empresas lo suelen hacer, pero en este caso fue un error de cálculo de Solvay y tiene que asumir ese error y rectificar", concluye.
 
FUENTE: eldiario.es , 15 / 10 /2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO PUEDE ALTERAR EL FUNCIONAMIENTO DEL ADN



Los científicos sospechan desde hace años que el calentamiento global está modificando el organismo de plantas y animales. Hay animales que han cambiado las proporciones de su cuerpo, plantas que han modificado la forma de sus hojas, poblaciones que se han desplazado de un sitio a otro y especies con problemas de fertilidad: todas ellas modificaciones compatibles con efectos del cambio climático.
Algunos estudios han detectado incluso sutiles cambios en el patrimonio genético de ciertas especies, que podrían señalar que el cambio climático está seleccionando ciertos rasgos y borrando otros.

Un estudio publicado en septiembre en la revista 'Scientific Reports' ha identificado uno de los mecanismos biológicos profundos que podrían explicar estos fenómenos. El trabajo ha demostrado que lubinas que nacen en un entorno de laboratorio, con temperaturas superiores entre 2 y 4 grados a las actuales (un aumento compatible con el previsto como efecto del cambio climático) sufren cambios importantes en la expresión de genes relacionados con la respuesta al estrés, el crecimiento de músculos y la formación de órganos.

Modificaciones epigenéticas

Hasta ahora, efectos de este tipo se habían detectado sólo con aumentos entre 5 y 8 grados, que se darían sólo si el cambio climático se escapara totalmente de control. “Es la primera evidencia que vincula incrementos previstos por los modelos de cambio climático y modificaciones epigenéticas”, explica Francesc Piferrer, investigador del CSIC en el Institut de Ciències del Mar (ICM) de Barcelona, que ha coordenado el estudio.

Piferrer habla de “epigenética” y no de genética, porque lo que se modifica por el aumento de la temperatura no es el ADN de las lubinas. Lo que se modifica es la metilación del ADN: es decir, un conjunto de moléculas (metilos) enganchadas a la doble hélice. Aunque dos organismos tengan un mismo gen, este gen puede expresarse o permanecer “callado” según la metilación que tenga. Esto se refleja en rasgos y comportamientos distintos del organismo.

Larvas

El equipo de Piferrer crió lubinas en los tanques del ICM. Tras imponer a las larvas condiciones compatibles con las del calentamiento global, el grupo detectó cambios masivos en la metilación global del ADN. También vieron modificaciones en la expresión de ciertos genes. Aunque su método no permita vincular con certidumbre los primeros con las segundas, lo más probable es que estén relacionados.

“Es un estudio importante: hemos detectado la huella del cambio climático en muchos procesos ecológicos, pero el nivel genético es el más complejo de analizar. Aquí tenemos una evidencia clara”, comenta Brett Sheffers, investigador en ecología del cambio climático de la Universidad de Florida, no implicado en el trabajo.

Los efectos. Calentamiento y organismos.

La huella del cambio

Sheffers ha analizado la huella del calentamiento en un conjunto de procesos ecológicos: el 80% de ellos ya han sido alterados por el cambio de temperaturas. Los impactos afectan la supervivencia, las cadenas alimentarias, la distribución de las poblaciones, la fecundidad y la anatomía.

Cambios genéticos

Se han detectado cambio en el genoma del salmón rosa, la pulga de agua del Reino Unido y el aciano en Francia, que serían compatibles con efectos de selección natural asociados al aumento de las temperaturas.

Cambios anatómicos

El playero ártico produce crías cada vez más pequeñas, a raíz de la mengua de los crustaceos de los cuales come, asociada con el cambio climático. La acacia holosericea en Australia ha cambiado la forma de su hoja en los últimos 20 años.
El efecto es especialmente evidente en los peces por una sencilla razón: “la temperatura es un parámetre muy importante en un animal que no regula internamente la temperatura”, explica Piferrer. “Sin embargo, efectos parecidos se podrían dar también en organismos de otro tipo”, considera Sheffers.

“Muchas de las proteínas que consumimos vienen del pescado, si estamos modificando sus rasgos por vía epigenética, podría haber problemas”, alerta este científico.

Las implicaciones del calentamiento en los mecanismos básicos del organismo aún están por explorar. Por ejemplo, en el trabajo de Piferrer los efectos no se producen si el aumento de temperatura se aplica a peces juveniles de tan sólo una quincena de días, en lugar de aplicarlo desde cuando son larvas. Este hecho aún está por explicar.

FUENTE: El Periódico, 15 / 10 / 2017 

lunes, 9 de octubre de 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO PUEDE AUMENTAR POR EL CALENTAMIENTO DE LOS SUELOS FORESTALES


El cambio climático puede aumentar por el calentamiento de los suelos forestales


La liberación de dióxido de carbono (CO2) almacenado en los suelos forestales puede acelerar cíclicamente el calentamiento del planeta,  según revela el estudio más antiguo del mundo en la materia.
 
El experimento, realizado durante los últimos 26 años por  el Laboratorio Biológico Marino de Estados Unidos (LBM), ha revelado que el calentamiento de los suelos forestales provoca periodos de liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono combinados con otros periodos en los que no se detectan emisiones.
 
Pero en conjunto, las emisiones de CO2 de los suelos forestales causadas por el calentamiento global acelerarán el efecto invernadero en la atmósfera.

Los resultados del experimento, que se inició en 1991 en el Bosque Harvard de Massachusetts y ha sido dirigido por el científico del LBM, Jerry Melillo, aparecen publicados hoy en la última edición de la revista científica “Science“.
 
Para realizar el experimento, los científicos dirigidos por Melillo enterraron cables eléctricos y calentaron el suelo 5 grados centígrados por encima de la temperatura ambiental.
 
Tras 26 años, los puntos del bosque que están siendo calentados han perdido un 17 % del carbono que estaba almacenados en materia orgánica en una capa situada hasta 60 centímetros de la superficie.
Melillo señaló en un comunicado que “los suelos de todo el mundo contienen alrededor de 3,5 billones de toneladas métricas de carbono. Si una cantidad significante de este carbono en el suelo se añade a la atmósfera, debido a la actividad microbial en los suelos más cálidos, acelerará el proceso del cambio climático“.

Y una vez que se ponga en marcha este ciclo auto retroalimentador, no hay forma de pararlo. No hay ningún interruptor para apagarlo“.

FUENTE:   Efeverde ,

EN ARGENTINA VUELCAN MÁS FONDOS A PROYECTOS VINCULADOS AL CAMBIO CLIMÁTICO




En los últimos años, acelerados por las consecuencias del cambio climático, cada vez son más los créditos del sector privado a proyectos con impacto ambiental. Además, no sólo para cumplir con la agenda del Acuerdo de París, sino porque se volvieron inversiones rentables para sus portafolios, las organizaciones financieras aumentaron la cantidad de préstamos que destinan a inversiones verdes. En el debe todavía queda mejorar los marcos regulatorios para promover los negocios sostenibles y así reducir las emisiones de carbono.
Juan Pablo Bonilla, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), indicó que el organismo busca duplicar el porcentaje destinado a financiación climática para 2020. "El BID prestó en los últimos años cerca de 15-16% del total de préstamos para proyectos vinculados al cambio climático. Nos pusimos una meta de llegar al 30 por ciento", dijo.

"Todos los bancos multilaterales tenemos una metodología conjunta para cuantificar cómo avanzamos en la financiación de esta agenda, tanto en lo público como en lo privado, y no sólo en el área de mitigación, que son todos los programas que reducen emisiones, sino también en el área de adaptación. El año pasado el BID estuvo entre el 22 y el 23%, pero lo que más nos sorprendió es que en la parte privada del organismo, cerca del 36% de su financiación fue a proyectos dedicados al tema del cambio climático", agregó.
Kristian Rada, de la Corporación Financiera Internacional (IFC, según sus siglas en inglés), el brazo del Banco Mundial que trabaja con el sector privado, dijo que invertirán 13.000 millones de dólares en los próximos dos años en proyectos que tengan impacto en mitigación y adaptación de cambio climático. Y señaló que la mayoría de los empresarios piensa que invertir en proyectos de sustentabilidad significa más costos y más complicación.

"Nosotros hemos visto -y por eso está creciendo nuestro portafolio- que el tema del cambio climático es un buen negocio, si el sector privado lo maneja adecuadamente. Por ejemplo, en construcción se piensa erróneamente que el aumento del costo por ser sustentable es del 20%, y en verdad es de apenas 2%, que después se ahorra en las facturas de electricidad. En el tiempo, el flujo de caja va a ser positivo", sintetizó.

Desde el sector público nacional, Pablo García, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), explicó que las entidades estatales tienen un rol importante para jugar a la hora de financiar proyectos con impacto ambiental. "Tenemos plazos de financiamiento muy cortos que hacen que sea muy difícil financiar estos proyectos. Desde los bancos de desarrollo, tanto el nacional como los provinciales, tenemos que ir estirando esos plazos. Hay dos maneras: los bancos provinciales, que conocen mejor el riesgo y los proyectos a nivel local, pueden financiar a largo plazo los proyectos, y desde los bancos nacionales trabajamos como bancos de segundo piso. También, como banca de primer piso apalancamos esos proyectos con líneas crediticias", dijo.
Finalmente, Juan Verde, presidente de la Fundación Advanced Leadership, resaltó que "la economía verde representa una gran oportunidad de negocios para la Argentina", e indicó que a nivel mundial 2017 va a cerrar con 123.000 millones de dólares en bonos verdes para financiar proyectos sustentables. "Esto es una iniciativa que está liderando el sector privado", concluyó.

FUENTE:  La  Nación,  7 / 10 / 2017

CAMBIO CLIMÁTICO: "EFECTOS INEVITABLES"


La Habana, (PL) Al inicio de la temporada ciclónica este año, los primeros pronósticos señalaban que el período estaría cerca de lo normal en términos meteorológicos. Sin embargo, algo cambió en estos anuncios.
Durante los últimos meses las regiones del Caribe y América Latina han sido azotadas por fuertes huracanes. Valdría la pena entonces preguntar ¿por qué son cada vez más comunes e intensos estos fenómenos?

En entrevista con Prensa Latina, Carlos Manuel González, especialista del Instituto de Meteorología de Cuba, aseguró que dichos vaticinios dependerían de la formación del fenómeno El Niño, evento de mayor influencia en las condiciones atmosféricas.

Si se desarrollaba el fenómeno El Niño como se pronosticaba -aclaró- los ciclones tropicales iban a tener una limitante, pues las condiciones serían menos favorables para su desarrollo.

González especificó que en la actualización realizada el 1 de agosto del año en curso, se determinó que El Niño no ocurriría como estaba previsto. 'Esto cambió el enfoque que se le había dado de una temporada normal y comenzamos a hablar de valores por encima de la media histórica', dijo.

La ausencia del evento 'El Niño' provocó que los vientos, a una altura de 10 a 12 km, fueran muy débiles apuntó, condición principal que necesitan los ciclones para su formación.

'No obstante, el agua de los océanos también ha estado muy caliente, en toda la zona del Atlántico han mantenido valores por encima de los 0,5 oC, en el Arco de Las Antillas Menores y en los alrededores de Cuba han llegado a ser de 1 oC superior a la media histórica.

El calentamiento global es una de las causas que influye en la actividad ciclónica y que tiene relación con los cambios en el ambiente, recordó.

Para el especialista un calentamiento del planeta pudiera estar generando en algunas zonas elevadas temperaturas, y fortaleciendo las altas presiones.

Precisó, sin embargo, que la formación de huracanes intensos no es lo más alarmante en relación con el cambio climático. El ascenso del nivel del mar es una de sus primeras manifestaciones, y las islas o archipiélagos serán los primeros en sufrir este impacto.

Por tal motivo, a partir del Año 2000 el Gobierno cubano aprobó una Resolución que prohíbe la construcción de viviendas sobre las dunas de arenas, apuntó.

De acuerdo con Rafael Parrado, Investigador del Centro de Meteorología Marina de Cuba, la teoría de que el océano se calienta es un aviso para el planeta.

Asimismo, comentó que en el centro realizan estudios sobre este tema y el impacto que ocasionaría en la isla.

Parrado advirtió que, según las pesquisas el ascenso del nivel del mar proyectado para Cuba será de 27 cm para el año 2050 aproximadamente, y de 85 cm para el 2100.

Si el mar asciende a esa altura afectará parte del territorio nacional, explicó. La Ciénaga de Zapata -en Matanzas- será uno de los lugares más afectados ya que es una zona muy baja, y una penetración del mar de 85 cm sería bastante grande.

Aunque el cambio climático ya es un hecho, el estado cubano tiene planes de mitigación de daños; para ello hemos elaborado mapas de peligro y de vulnerabilidad por sectores, afectaciones por frente frio, y por huracanes, afirmó.

Sin lugar a dudas el cambio climático empeora, la tierra se calienta, y sus primeros síntomas ya están a las puertas, pronosticó el especialista.
FUENTE:  Prensa  Latina, 09 / 10 / 2017