Páginas vistas en total

lunes, 22 de mayo de 2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LOS EPISODIOS, CADA VEZ MÁS FRECUENTES, DE SEQUÍA AMENAZAN EL CAUDAL DE LOS RÍOS.


La que está siendo la primavera más seca de la historia, solo en abril de 1982 se registraron tan pocas lluvias como este año, ha causado estragos en el campo, aumenta la probabilidad de incendios y provoca escasez de agua en la capa freática.

Esta situación de déficit hidrológico en Galicia, que en pleno invierno se enfrentaba a una alerta por falta de precipitaciones, se ha agravado en los últimos años por los episodios de sequía cada vez más frecuentes, el aumento de la demanda, un consumo en ocasiones irresponsable y las deficiencias en la red de suministro.

Un ejemplo basta para conocer el alcance de las pérdidas por averías en la canalización: con el agua que pierde Galicia en un año por fugas se abastecería toda Andalucía durante un mes.

La subida de las temperaturas y una atmósfera más caliente están detrás de la merma de los recursos disponibles, en la que también influye el aumento de la demanda, según recoge el informe de Ecologistas en Acción Consecuencias del cambio climático sobre la disponibilidad de agua en España, tras la firma del Acuerdo de París.

Destrozos en el campo

Los periodos de sequía en Galicia se repetían con una periodicidad de un decenio (1976, 1989, 1996 y 2006). Sin embargo, en los últimos años este plazo se ha reducido, según destacan desde Unións Agrarias (2012 y 2016).

"Y en el caso del campo presentan nuevas modalidades, como las sequías en primavera, y no solo en pleno verano", advierte el sindicato agrario. El cambio climático, sostienen, agravará esta situación en los próximos años, por lo que urges planificación y toma de decisiones estructurales por parte de las administraciones.

FUENTE:  La Opinión A Coruña » Galicia ,  21 / 05 /2017

EL CAMBIO CLIMÁTICO AMENZA AL BANCO GLOBAL DE SEMILLAS DEL ARTICO



Se la conoce como 'Bóveda del fin mundo' o como 'El Arca del Siglo XXI'. Construido a 150 metros de profundidad en una montaña helada, a una temperatura de 18 grados bajo cero, el Banco Gobal de Semillas del archipiélago Svalbard (Noruega) estaba concebido como un bunker a prueba de terremotos, volcanes e incluso impactos de bombas nucleares.

Al cabo de casi una década de su inauguración, en el 2008, el cambio climático ha llamado a sin embargo a las puerta de la gran despensa congelada de la humanidad. Con temperaturas de 7 grados por encima de lo habitual, en el invierno más cálido jamás registrado en el Ártico, la descongelación de la capa de permafrost ha causado graves inundaciones en el túnel de entrada a la bóveda.

Las más de 4,5 millones de variedades de semillas no se han visto de momento afectadas, pero el Gobierno noruego ha tenido que instalar urgentemente un sistema de bombeo, ha empezado las obras para impermeabilizar urgentemente el túnel de 100 metros y está cavando zanjas en las laderas de la montaña para canalizar el agua.

"No figuraba en nuestros planes que el permafrost (la capa del suelo permanentemente helada) se derritiese como consecuencia del clima extremo que hemos estado experimentando", reconoce a The Guardian Hege Njaa Aschim, portavoz del Gobierno noruego, que gestiona y supervisa el Banco Global de Semillas.

"El agua se acumuló a la entrada del túnel, y cuando volvió a bajar la temperatura, aquello parecía la boca de una glaciar", reconoce la funcionaria noruega. "Afortunadamente, el agua no llegó a alcanzar la bóveda y las semillas siguen seguras por el momento, almacenadas a la temperatura requerida de 18 grados bajo cero".

La inundación repentina ha puesto sin embargo en entredicho la capacidad de la 'Bóveda del Fin del Mundo' para resistir desastres naturales o catástrofes causadas por el hombre. "Estaba diseñada para poder resistir incluso por sí misma y sin supervisión humana", admite Aschim. "Ahora tenemos que tenerla bajo vigilancia las 24 horas y estudiar medidas para minimizar los riesgos".

"La cuestión es si esto va seguir sucediendo o si incluso se va a agravar", advierte Ketil Isaksen, del Instituto Meteorológico de Oslo, en declaraciones al diario Dagbladet. "El Ártico y especialmente Svalbard se están calentando más rápido que el resto del mundo.

El clima está cambiando dramáticamente y todos estamos sorprendidos".
Ashmund Asdal, del Nordic Genetic Resource Center, del que depende directamente la gestión del Banco Global de Semillas en la isla de Spitsbergen, recalca el valor simbólico de lo que está sucediendo: "Se supone que esto era el Arca del Siglo XXI, y que iba a durar una eternidad"...

FUENTE:  El Mundo, 20 / 05 / 2017

sábado, 20 de mayo de 2017

CONSIDERAN AL MAR MEDITERRÁNEO COMO LABORATORIO DE ANÁLISIS PARA EVALUAR ACCIONES SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO






Con una reflexión sobre la estrategia marina europea abrió hoy sus puertas la feria Slow Fish, organizada en la ciudad italiana de Génova por el movimiento Slow Food, que aboga por una alimentación saludable y sostenible.

El Mediterráneo, rico en biodiversidad, se ha convertido en un "laboratorio con el que anticipar las medidas que luego se verán en todo el planeta", dijo Roberto Danovaro, presidente de una estación zoológica de Nápoles (sur de Italia).

En esa cuenca la sobreexplotación de los recursos pesqueros está dañando los ecosistemas junto al cambio climático, ese "enemigo invisible" de los océanos, a su vez sumideros naturales de dióxido de carbono, añadió Danovaro.

Así, por ejemplo, la sequía está disminuyendo el caudal de agua que los ríos vierten al mar, aumentando así el grado de salinidad, a la que son sensibles ciertas especies.

Según Danovaro, el 90 % de los peces viven en las profundidades del mar y, con cada vez menos recursos en la costa, la pesca se está expandiendo hacia esas zonas en las que todavía hace falta "entender mejor lo que sucede".

El experto instó a impulsar proyectos de restauración de los mares europeos "como lo que se hace con las obras de arte" y a crear una industria que se encargue de recuperar los océanos degradados.

Comentó que ya existen iniciativas para promover el consumo de productos marinos más sostenibles como las algas o los invertebrados, en vez de comer pescados que están en lo alto de la cadena trófica y son claves para el funcionamiento de los ecosistemas.

El presidente del comité científico de Slow Fish, Silvio Greco, destacó que en la actualidad se ha reducido el número de especies disponibles en el mercado frente a la variedad que había antes, aumentando así la presión sobre los recursos pesqueros.

Consideró necesaria la veda de pesca de determinadas especies como el atún rojo, que tarda años en recuperarse y cuya captura está limitada temporalmente en la Unión Europea (UE).

La actual directiva europea sobre la estrategia marina establece que los países deben adoptar las medidas necesarias para lograr o mantener un buen estado ambiental del medio marino para 2020.

Para ello se tienen en cuenta distintos indicadores como los que miden el grado de diversidad, de basura en el mar o de contaminantes en los alimentos pesqueros.

De todos ellos, apenas se tiene información de los desechos marinos, al tiempo que se necesitan más controles y programas de conservación, indicó el director general de la agencia para la protección del medioambiente en la región de Liguria, Carlo Pepe.

En la charla también participó el ministro de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales de Italia, Maurizio Martina, que llamó a proteger el mar Mediterráneo pese a toda la complejidad que entraña, así como la pesca en pequeña escala en un mundo globalizado.

"Podemos tener reglas muy rígidas pero tenemos que coordinarnos con otras regiones fuera de la UE como se está viendo en el sur del Mediterráneo", afirmó en declaraciones a la prensa.

FUENTE: Ultima Hora ,  18 / 05 / 2017  

INCERTIDUMBRE EN LAS JORNADAS DE LA ONU SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN BONN





Los delegados del clima del mundo entero concluyen el jueves en Bonn diez días de negociaciones, en medio de las incertidumbres sobre una salida de la administración estadounidense de Donald Trump del acuerdo de París sobre el cambio climático.  

"Debemos avanzar sean cuales sean los obstáculos", declaró este jueves la embajadora fiyiana, Nazhat Shameem Khan, cuyo país presidirá en noviembre la COP23, la conferencia anual de la ONU sobre el cambio climático.
"No podemos renunciar porque uno de nosotros ha decidido abandonar la familia. Por el momento, Estados Unidos no ha tomado una decisión y nosotros esperamos que permanezcan en el acuerdo. Pero no paralizaremos nuestro trabajo, aunque la decisión sea negativa", añadió. Asimismo, saludó las conversaciones "positivas" durante estas dos semanas y un "impulso común".
Pese a que comenzó con el temor de que las dudas estadounidenses desmotivaran a los negociadores y se creara un efecto dominó con algunos países, esta ronda terminó con la voluntad de "mantenerse positivos".

"El espíritu es bueno. Hay debates, algunos como la UE quieren más rigor en la aplicación del acuerdo y otros más flexibilidad... Pero no ha habido semillas del bloqueo que se veía en el pasado", antes de la adopción, a finales de 2015, de un acuerdo mundial contra el cambio climático, apuntó David Levain, antiguo negociador francés que hoy trabaja para el Instituto de Desarrollo Sostenible de París.

"Este contexto estadounidense crea una forma de solidaridad. Somos un bloque, es un poco como el 'efecto pack' del rugby", manifestó.

Los debates fueron técnicos, sobre todo sobre el procedimiento en las reglas de aplicación del acuerdo de París. Respecto al "modo de empleo del acuerdo" no salió nada tangible ya que los negociadores tienen hasta 2018 para precisarlo.

'Tabla de salvación'
 

El proceso climático está suspendido a la espera de la decisión de Donald Trump, que parece que ahora vacila, pese a haber prometido durante su campaña electoral que retiraría a Estados Unidos de este acuerdo, presentado por él mismo como un "bulo" que fomentan los chinos.

En Bonn, la delegación estadounidense estuvo todo el tiempo a la espera de instrucciones. Esa delegación estuvo reducida a su mínimo histórico, según los observadores con acceso a estas sesiones a puerta cerrada.

"Su jefe es un negociador experimentado. Repitió que su posición estaba siendo reestudiada", señaló la responsable del clima para la ONU, Patricia Espinosa.

Todas las miradas se centran ahora en las cumbres del G7 del 26 y 27 de mayo, y del G20 a principios de julio en Alemania.

"Trabajamos duro con muchos amigos en el mundo para convencer a Estados Unidos de que permanecer en el acuerdo de París es una buena elección", dijo en Bonn Jochen Flasbarth, secretaria de Estado del Ministerio de Medioambiente alemán.

Para el negociador maliense Seyni Nafo, jefe del grupo de África, "es necesario que Estados Unidos tome una decisión lo más rápido posible. Esto no puede continuar indefinidamente, para permitir a los países reposicionarse".

Sin embargo, cuánto más dura la duda, "más esperamos llegar a convencerle", dijo también David Levai.

El miércoles, más de 50 países entre los más vulnerables al cambio climático llamaron a reforzar la acción mundial contra el calentamiento del planeta, "nuestra tabla de salvación", manifestaron.

El acuerdo de París, bajo el paraguas de la ONU, apunta a limitar el calentamiento global a 2ºC o 1,5ºC, en relación al nivel de la Revolución Industrial, reduciendo las emisiones de efecto invernadero.
 
No obstante, los compromisos nacionales actuales dirigen todavía al mundo hacia un alza del mercurio de un +3ºC. El acuerdo de París prevé, por lo tanto, que los países revisen a medio plazo sus ambiciones, para evitar impactos mayores en todo el mundo.

De hecho, según varios estudios, los indicadores del calentamiento global son todavía más alarmantes. En el Ártico, el alcance máximo del hielo marino en invierno, ha sido este año el más débil que se ha registrado nunca. FUENTE:  panorama.com.ve , 18 / 05 / 2017

ESPAñA LANZA SU CUMBRE NACIONAL CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO





España celebrará la próxima semana, los días 25 y 26, una gran reunión para fijar los objetivos de la Ley de Cambio climático y transición energética. El evento lo abrirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y contará con la presencia del comisario de Energía, Miguel Arias Cañete, así como de los ministros de Agricultura y Medioambiente, Isabel García Tejerina, y de Energía, Álvaro Nadal.

El acto, que se celebrará en el ministerio de Agricultura, tienen como objetivo hacer una reflexión sobre los aspectos clave necesarios para establecer el marco normativo de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética española así como el plan que se tiene que presentar a finales de este año a la Comisión Europea.
 
El momento además resulta de lo más preciso ya que las eléctricas tienen hasta el 8 de junio para decidir el futuro de la central nuclear de Almaraz, que debe solicitar o no antes de esa fecha su renovación de licencia.
 
En el punto de mira están también los planes para mantener centrales de carbón abiertas como ha manifestado el ministro de Energía, Alvaro Nadal, tras el anuncio por parte de Enel sobre su intención de cerrar las plantas de Compostilla y Andorra en 2020. La Ley que deberá dar respuesta, en el medio y largo plazo a las preguntas existentes para construir un nuevo modelo de desarrollo sostenible, bajo en carbono y resiliente al clima.
 
Será un espacio de encuentro entre los principales agentes y sectores implicados, para lo que se ha invitado a representantes de ámbitos diversos como las Administraciones, los grupos políticos, empresas, sector financiero, organizaciones no gubernamentales, sindicatos y científicos.
 
Estas jornadas contarán con cinco sesiones de trabajo, dedicadas a los principales sectores y áreas de interés como 'El sector agrícola, ganadero, forestal y de la alimentación', 'La importancia de la adaptación al cambio climático en España' o 'Las soluciones de las ciudades: sector residuos, residencial y movilidad urbana'. También se debatirá sobre 'Un modelo de transporte sostenible y bajo en carbono' y sobre 'La energía y la industria en la transición hacia un modelo bajo en carbono'.
 
La reunión debería servir también para aclarar los próximos calendarios de subastas de renovables, ya que faltarían todavía más de 5.000 MW por subastarse en los próximos tres años para poder cumplir con los compromisos existentes con la Comisión Europea.
 
FUENTE:  el economista. es , 19 / 05 / 2017

LA ANTÁRTIDA SE TORNA VERDE POR EFECTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO





La vegetación ha crecido cada vez más rápido en la Antártida en las últimas décadas como consecuencia del cambio climático, revela un estudio publicado el jueves según el cual el llamado continente blanco podría volverse paulatinamente más verde.

Pocas plantas viven en esta península, pero el estudio de musgos que crecen en las orillas del océano Antártico muestra un fuerte incremento de la actividad biológica en los últimos cincuenta años, señalaron los científicos cuyo trabajo publica la revista Current Biology.

\Ellos analizaron cinco "testigos de perforación" tomados de las capas de musgo que se preserva desde hace mucho tiempo debido al frío.
Las extracciones fueron hechas en tres sitios de las Islas del Elefante, de Ardley y de Green, que tienen las capas de musgo más gruesas y antiguas.

Estas muestras permitieron remontarse hasta más de 150 años atrás y reconstruir la evolución del clima en este período.

Su análisis muestra claramente un aumento de la actividad biológica en los últimos 50 años.
"La temperatura se eleva desde alrededor de la mitad del siglo pasado en la Antártida, lo que tiene un efecto importante en el crecimiento del musgo en la región", explicó Matt Amesbury, investigador de la Universidad británica de Exeter.

La Península Antártica es una de las regiones del planeta que ha sufrido el calentamiento más rápido, con un aumento de temperatura de aproximadamente 0,5 grados centígrados por década desde los años 1950.

Además de esta subida del termómetro, han sido identificadas otras señales del cambio climático en la Antártida como el aumento de las lluvias y los vientos fuertes.

Más verde

"La sensibilidad del crecimiento del musgo al aumento de la temperatura en el pasado sugiere que la alteración de los ecosistemas se producirá rápidamente con el calentamiento global, lo que llevará a trastornos en la biología y en el paisaje de esta región emblemática", sostuvo el profesor Dan Charman, director del proyecto.

"Si el calentamiento continúa, habrá un retroceso mayor de los glaciares y la Península Antártica será un lugar mucho más verde en el futuro", señaló Amesbury.

Los mismos científicos habían estudiado musgos en 2013 pero en un solo sitio en el sur de la península, donde constataron un crecimiento acelerado de esta vegetación como consecuencia del aumento de la temperatura.

"Ahora sabemos que estas extensiones de musgos reaccionan al reciente cambio climático en toda la península", agregó Amesbury.

La vida vegetal existe actualmente en cerca del 0,3% del territorio antártico, pero el estudio publicado el jueves ofrece una forma de medir la extensión y los efectos del calentamiento global en todo el continente, sostuvo.

Estos científicos planean ahora analizar las muestras de musgos que permiten remontarse a miles de años.

Así deberán poder determinar cómo el cambio climático ha afectado los ecosistemas a lo largo del tiempo, sobre todo antes de que la actividad humana empezara a causar el calentamiento actual desde el comienzo de la era industrial, a finales del siglo XIX.

FUENTE:  TELETICA.COM , 18 / 05 / 2017

IMPACTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN EUROPA


Los cambios observados en el clima ya están teniendo impactos amplios sobre los ecosistemas, la economía y sobre la salud y el bienestar humanos en Europa.


Se siguen estableciendo nuevos datos sobre las temperaturas mundiales y europeas, el nivel del mar y la reducción del hielo marino en el Ártico. Los patrones de precipitación están cambiando, por lo general haciendo las regiones húmedas en Europa más húmedas y las regiones secas más secas.





El volumen de los glaciares y la capa de nieve están disminuyendo. Al mismo tiempo, los fenómenos extremos relacionados con el tiempo y el clima, como las olas de calor, las precipitaciones intensas y las sequías, están aumentando en frecuencia e intensidad en muchas regiones. Las mejoras en las proyecciones climáticas proporcionan una mayor evidencia de que los fenómenos climáticos extremos aumentarán en muchas regiones europeas.

FUENTE: el tiempo.com , 20 / 05 / 2017